Esta tumba de hace 3.600 años tenía una particularidad: Era “anti zombies”

Un entierro inusual en Alemania ha arrojado luz sobre las antigua creencias que tenían las personas que vivieron en la Edad de Bronce: El descubrimiento de una tumba “anti-zombies” en Oppin, que data de entre 3600 y 3200 a. C.

Este hallazgo ha cautivado a los arqueólogos por su singularidad y las implicaciones que tiene para nuestra comprensión de las prácticas funerarias y las creencias sobre el más allá en esta época.

El entierro en cuestión corresponde a un hombre de entre 40 y 60 años que fue enterrado con una gran piedra colocada sobre sus piernas. La ausencia de ajuares funerarios en la tumba ha intrigado a los expertos, quienes creen que la colocación deliberada de la piedra podría estar relacionada con la creencia de evitar que el difunto se levantara como un zombi.

Ahora, esta práctica no es única en la historia de la humanidad. De hecho, se han documentado casos similares en otras culturas alrededor del mundo, lo que sugiere un temor común a los muertos vivientes y un deseo de tomar medidas para contenerlos.

La creencia en los zombis, aunque a menudo se asocia con la ficción moderna, tiene raíces profundas en el folclore y las tradiciones de diversas culturas.

El descubrimiento de la tumba de Oppin ofrece una ventana fascinante a las creencias y prácticas de las personas que vivieron en la Edad de Bronce. Nos recuerda que las culturas del pasado eran complejas y tenían sus propias formas únicas de lidiar con la muerte y el más allá.

A medida que los arqueólogos continúan estudiando este entierro y otros sitios similares, podemos esperar obtener una comprensión más profunda de las creencias y el comportamiento de las personas que vivieron en este período crucial de la historia humana.

Más allá de la simple prevención de zombis

Si bien la idea de una tumba “anti-zombies” puede parecer extraña o incluso cómica para algunos, es importante considerar el contexto cultural en el que se realizó este entierro. Para las personas de la Edad de Bronce, la muerte era un evento trascendental y a menudo aterrador.

La creencia en el más allá y la posibilidad de que los muertos regresaran para perseguir a los vivos eran ideas muy reales que podían generar un gran temor y ansiedad.

En este contexto, la colocación de la piedra sobre las piernas del hombre enterrado en Oppin puede verse como una forma de proteger no solo a los vivos de los posibles ataques de un zombi, sino también al propio difunto de un destino no deseado. Es posible que la creencia fuera que al inmovilizar el cuerpo, se pudiera evitar que el alma del difunto se reanimara y causara daño.

El descubrimiento de la tumba de Oppin no solo es interesante por su singularidad, sino también por las implicaciones que tiene para nuestra comprensión de la cultura de la Edad de Bronce. Este entierro nos recuerda que las personas de esta época tenían creencias complejas sobre la muerte y el más allá, y que estas creencias estaban profundamente arraigadas en sus prácticas funerarias.



Fuente: https://www.fayerwayer.com/ciencia/2024/06/14/esta-tumba-de-hace-3600-anos-tenia-una-particularidad-era-anti-zombies/

Comentarios

Comentar artículo